ZeynZeyn

Category : Org

By Alicia Vallespi

El Principio de Pascal

Cuando te sientes triste o angustiado,…Cómo está tu cuerpo? Y tu mente?

Cuando tienes un dolor físico, una gripe,…Cómo está tu mente? Y tus emociones?

Cuando estás preocupado por algo, Cómo están tus emociones? Y tu cuerpo?

Tu cuerpo, tu mente y tus emociones están absolutamente vinculados. Lo que sucede en cada uno de ellos se refleja directamente en los demás, como en los vasos comunicantes, y siguiendo el PRINCIPIO DE PASCAL.

Sí sí, el Principio de Pascal, una ley del mundo de la física, que afirma que toda presión ejercida hacia un fluido, se esparcirá en todas direcciones y a todos los puntos de la sustancia de manera uniforme.

Es decir, todo cambio que se dé en cada uno de los vasos comunicantes se reflejará en los demás vasos. Sin importar la forma o el volumen de los vasos, la superficie superior del líquido en todos ellos alcanza el mismo nivel.

Conclusión: Si cuidas tu cuerpo, tu mente y tus emociones estarán mucho mejor. Si cuidas tus emociones, tu cuerpo y tu mente estarán mucho mejor. Si cuidas tu mente, tus emociones y tu cuerpo estarán mucho mejor!!

🔸🔹🔸🔹🔸🔹🔸🔹🔸🔹🔸

#skills #pascal
#healthy
#healthylifestyle #coachinglife #coach #body #fitness #mindon #oletuu

By Alicia Vallespi

Dime cómo respiras y te diré cómo te sientes

El hecho de respirar no sólo hace que nuestros pulmones se llenen de oxígeno y no muramos asfixiados, al parecer, también podría afectar a la forma en que pensamos y sentimos.

El ritmo de nuestra respiración crea actividad eléctrica en el cerebro, obteniendo un efecto diferente dependiendo de si respiramos por nuestra nariz o nuestra boca, de si inhalamos o exhalamos, o del ritmo de nuestra respiración.

No siempre respiramos de la misma manera. Dependiendo de la actividad que estemos realizando, así respiramos.

 Nuestras emociones alteran nuestra respiración (¿O será al revés?). Te invito a observar esas variaciones. ¿Cómo respiras cuando estás a punto de dormirte, cuando te enfadas, cuando estás triste, nervioso,..antes de hablar en público, etc.?

Y al revés. Modifica tu respiración cuando estés nervioso, estresado, alterado, …. Toma respiraciones completas y centra tu atención en tu inhalación y en tu exhalación. Intenta bajar el ritmo de tu respiración y observa qué sucede con tus emociones. 

#coach
#coachinglife
#healthy #healthylifestyle #skills #mindon #oletuu #fitness

By Alicia Vallespi

Si algo te cuesta, hazlo una y otra vez

Hay algo que te gustaría hacer, que querrías hacer, pero te parece difícil, y eso te frena

 Tranquilízate!! Nos pasa a tod@s!! 

Si realmente te gusta, te interesa, te apetece, … Ya sabes, hazlo una y otra vez hasta que aprendas a hacerlo. Sólo la práctica lo hará más fácil, a la vez que instalará en tí un hábito.

Dicen que para ser expertos en algo debemos practicar unas 10.000 horas!! Quizá no sean necesarias tantas para saber hacer aquello que quieres, pero algunas sí!

Así que, adelante!! Cuándo empiezas??

#skills #hability #habilidades #coach #healthy #healthylifestyle #proactivity #traininglife#mindon #oletuu

By Alicia Vallespi

Opinar y juzgar no es lo mismo

😎Fíjate qué diferente es decir “Esta playa no me gusta nada” (OPINIÓN. Según mis gustos, mi punto de vista), o decir “Esta playa es una mierda” (JUICIO. Esto es así y punto).

🔘Cuando opinamos expresamos nuestra valoración de una realidad, nuestra percepción, nuestro punto de vista. Decimos: Me gusta…, no me gusta…, me parece…, me resulta interesante, me aburre,…Todas las opiniones son válidas. Nos pueden gustar más o menos, podemos estar más o menos de acuerdo, pero son las opiniones de los demás. De la misma forma deberíamos pedir respeto hacia nuestras opiniones por parte de los demás.🙏

🔘Un juicio, en cambio, es una evaluación de una realidad, expresada como si fuera una verdad absoluta. Expresamos juicios cuando decimos: Esto es bueno, esto es malo, esta persona es… en los juicios no hay muchas posibilidades de diálogo, porque el que juzga cree que “es así y no puede ser de otra forma”.

Un gran número de conflictos provienen de la incompetencia para distinguir las opiniones de los juicios. Deberíamos ser capaces de expresar nuestras opiniones, escuchar las opiniones de los demás, evitando siempre que podamos los juicios, especialmente los negativos.

#skills #conversar #opinar #juzgar #respeto #habilidades #competencias#coaching #healty #healthylifestyle #mindon #oletuu #proactivity

By Alicia Vallespi

Te preocupas o te ocupas?

🗨Clasifica las situaciones en las que te encuentras en estos tres círculos:👇

🔘 CÍRCULO DE CONTROL: Aquí están todas aquellas cosas que dependen de ti y sólo de ti. ❇Por ejemplo, siempre tu actitud, tus decisiones, tu forma de enfocar el trabajo, tu rendimiento, tu predisposición a resolver algo … No vale a culpabilizar a otros por lo que depende de ti. Depende de ti, asúmelo, de forma responsable y toma el control de todo esto.

🔘CÍRCULO DE INFLUENCIA: En este círculo puedes colocar todo lo que depende de ti y de otros. Cualquier situación en la que otra/as personas intervienen. ❇Por ejemplo, las decisiones de pareja, de equipo de trabajo,… tu puedes hacer la parte que depende de ti, pero otros deben hacer también su parte, de otra forma, no es posible conseguir el resultado esperado. En este círculo, haz la parte que depende de ti de la mejor forma que puedas, y prepárate para asumir que quizá el otro/s no hagan su parte. Éste es un círculo de probables frustraciones y “cabreos”, porque no todo depende de ti.

🔘CÍRCULO DE NO CONTROL: Y aquí está todo lo que no depende para nada de ti; no puedes hacer nada para que sea de una forma u otra. ❇Por ejemplo, que hoy llueva o haga sol; que hasta la semana que viene no tengas el resultado de una analítica importante. Éste es el circulo de preocupación. Malgastar energías y tiempo en este círculo sólo te agotará sin sentido, y no te aportará nada…sí, te aportará malestar, dolor de cabeza, insomnio, irritación, estrés,…

👍Ocupa tu tiempo y tus energías en tus círculos de control y de influencia, y verás que el círculo de preocupación se hará mucho más pequeño! 👍 💫

🔸🔹🔸🔹🔸🔹🔸🔹🔸🔹🔸

#proactivity
#tudecides #coachinglife #mindon #oletuu#skills #habilidades #hability#gestiondeltiempo #responsabilidad#decisiones

By Alicia Vallespi

Cuidas tu capacidad de producir?

Lo tenemos muy claro cuando se trata de las máquinas. Sabemos que si al coche sólo lo hacemos producir, pero no revisamos el motor o los neumáticos, le ponemos aceite, agua,… pronto dejará de producir.

Nosotros no somos muy diferentes en este sentido. Si solo producimos, y no cuidamos nuestra alimentación y descanso, si no nos regeneramos haciendo actividades placenteras, o disfrutando de momentos flow, pronto seremos como ese coche que no puede dar más.

✔️Tan importante o más es producir cómo cuidar nuestra capacidad de producción!

Cómo la cuidas tú?

#coach #competencias #healty #healthylifestyle #scope #habilidades #mindon #results #goals #performance #efficiency

By Alicia Vallespi

Tips para mantener el orden

El desorden te come?
No sabes por dónde empezar a poner orden? En casa? En la oficina? En tu vida? Vamos allá!!

Tu puedes y lo sabes!!

✳️Deja de guardar cosas “porsi”. Porsi sólo son tus miedos. Deshazte de todo lo que no necesitas. Verás que alivio vas a sentir!

✳️Haz listas inversas. No anotes lo que necesitas, sino lo que ya tienes. Seguro que es mucho más de lo que suponías. Después pregúntate si necesitas algo más.

✳️Dale a cada cosa un espacio, y empieza a ganar tiempo. Deja de buscar inútilmente las cosas perdidas en cajones de sastre.

✳️A qué esperas? Ponte ya! Y disfruta de tu espacio!!

➕Te apuntas al hygee??

#gestiondeltiempo #bienestar #hygee#coach #tudecides #oletuu #orden#felicidad #habilidades

By Alicia Vallespi

Comunicación no violenta, otra forma de afrontar conversaciones difíciles

Saber comunicar claramente nuestras necesidades es una de las mejores habilidades que podemos desarrollar, para mejorar nuestra relación con nosotros mismos y con los demás, tanto a nivel personal como laboral.  Por el contrario, la comunicación basada en juicios sobre el otro, y el lenguaje que provoca miedo, vergüenza o culpa en una situación difícil, impide que las personas reconozcan sus sentimientos, necesidades y requisitos con claridad, la atención se desvía, las personas se ponen a la defensiva y los conflictos se intensifican porque esa “parte violenta” provoca represalias emocionales.

La comunicación no violenta enfatiza la importancia de expresar con claridad observaciones sobre la situación, sentimientos, necesidades y peticiones a los demás, o a uno mismo; siempre evitando el lenguaje evaluativo que etiquete o juzgue al otro.  Se trata de que las propias necesidades, deseos o anhelos no se satisfagan a costa de frustrar las necesidades de la otra persona.

Se cambia el juicio y la crítica por la expresión de sentimientos y deseos.

 

Cuando sentimos que hemos sido tratados o acusados injustamente, o cuando queremos imponer nuestros deseos, tendemos a utilizar una “comunicación violenta”, que se relaciona con juzgar, criticar, analizar, moralizar y acusar, y que lejos  de mejorar la situación, la empeora ostensiblemente.

Veamos cómo podemos aplicar la comunicación no violenta siguiendo unos sencillos pasos:

4 pasos para aplicar la COMUNICACIÓN NO VIOLENTA

PASO 1. Situación

Observa lo que está sucediendo y describe la situación sin emitir ningún juicio, hazlo de forma neutra, como si fueras una cámara de vídeo que está grabando, sin añadir opiniones ni interpretaciones:  
    Veo … / Oigo … / la situación es …

PASO 2. Sentimientos

Identifica y expresa tus sentimientos. Procura utilizar sentimientos que hablen de ti sin acusar al otro:
    Entonces me siento…  (tenso, ansioso, enfadado, deprimido, decepcionado, cansado…)

PASO 3. Necesidades

Descubre qué  necesidades insatisfechas se hallan en el origen de tus sentimientos:

    Mi necesidad es …/ porque me gustaría … / Deseo … / Necesito … (seguridad, comprensión, respeto, autonomía, confianza…)
PASO 4. Petición

Formula una petición, clara, positiva, factible. Una petición no es una exigencia ni un reproche!
    ¿Por favor podrías… / Estás dispuesto a hacer esto …? 

 

Por ejemplo, si en lugar de decir: “Eres un desastre, no hay forma de hablar contigo”, decimos algo como: “Cuando me dices eso (situación) me desanimo (sentimiento) porque necesito confianza en el hecho de que nos escuchemos (necesidad) ¿Podrías decirme cómo puedo hacer para mejorar nuestro diálogo? (petición)”.

O como: “Cuando veo tu reacción (situación) me siento confuso (sentimiento) y necesito tiempo para aclararme (necesidad) ¿Te importa que hablemos de esto más tarde? (petición)”.

Cambia bastante ¿verdad?

De la misma forma podemos empatizar con el otro siguiendo los mismos pasos:

“Cuando dices esto (situación) ¿Es porque te sientes cansado? (sentimiento) ¿Qué necesitas para sentirte mejor? (necesidad) ¿Puedo ayudarte en algo? (petición hacia el otro).

 

Practicar la comunicación no violenta nos ayuda adquirir habilidades de comunicación interpersonal eficaces para resolver conflictos, aumentar la cooperación y mejorar la atmósfera de trabajo o de convivencia. Aprendemos a dilucidar lo que estamos observando sin juicios, a identificar lo qué estamos sintiendo y a expresar qué queremos de nosotros mismos y de los demás.

“Cuando tomamos conciencia de nuestras necesidades, la furia da lugar a sentimientos útiles para la vida”.

Marshall B. Rosenberg

 

¿Te animas a practicar?

 

Si quieres saber más sobre la comunicación no violenta, Marshall Rosenberg es el autor de referencia:

Comunicación No Violenta – Un Lenguaje de Vida Marshall Rosenberg Gran Aldea Editores

“Center of Nonviolent Communication” Asociación para la Comunicación No Violenta creado por Marshall Rosenberg

By Alicia Vallespi

Vivir en tiempos inciertos

Amar, trabajar, o emprender en tiempos inciertos. Podríamos haber titulado este post con cualquiera de estos enunciados; aunque finalmente lo podemos resumir en “vivir en tiempos inciertos”, ya que la incertidumbre forma parte de todos los ámbitos de nuestras vidas.

En general nos encanta la sensación de seguridad, de hecho, es algo que buscamos constantemente, pero la realidad es que vivimos en un mundo cada vez más incierto, volátil e imprevisible. Nos guste o no, la incertidumbre forma parte de nuestras vidas. Podemos decidir convivir con ella y aceptarla como una posibilidad para aprender y mejorar o bien luchar contra ella perdiendo la energía y obteniendo frustración como único resultado.

Aprender a lidiar con la incertidumbre es uno de los aprendizajes más saludables y útiles que podemos llevar a cabo.

Zygmunt Bauman, autor de “Tiempos líquidos”, “Amor líquido” entre otros,  habla de tiempos líquidos para caracterizar la época que nos toca vivir. Este pensador aporta un concepto clave para poder comprender la realidad actual al definir a nuestra época como líquida. Lo fluido es una sustancia que modifica su forma, que no permanece a lo largo del tiempo. Ese es el rasgo de nuestra modernidad que, en contraste con la del pasado, confronta al ser humano con nuevos desafíos que debe resolver a diario. Ya hace mucho tiempo que quedó atrás la aspiración de un trabajo para toda la vida, o que difícilmente una relación es para toda la vida. Las personas hemos desarrollado hábitos más líquidos, en consonancia con esa realidad más líquida. Compramos ropa para una temporada, muebles para un tiempo limitado, en contraste con nuestras generaciones anteriores que todavía compraban su abrigo o sus muebles “para toda la vida”.

En este contexto, si pretendemos mantener el control sobre todo aquello que nos sucede, y caemos en la trampa de creer que podemos manejar al 100% el devenir de nuestras realidades personales, laborales, o afectivas, es muy probable que sintamos intranquilidad, desasosiego, ansiedad, ya que una buena parte de lo que nos sucede no está en nuestras manos y no lo podemos controlar.

Si aceptamos que sobre algunas situaciones no tenemos ningún control, y nos enfocamos en aquellas cosas sobre las que tenemos la oportunidad de hacer algo  y sobre aquellas que dependen de nosotros, como son nuestra actitud, nuestra respuesta, nuestras aportaciones, nuestra creatividad,…nuestra energía será más positiva y haremos disminuir nuestra espiral de preocupación.

 

En cambio, si nos centramos en aquellas cosas sobre las que no podemos hacer nada, las que no podemos controlar porque no dependen de nosotros, estaremos malgastando nuestro tiempo y nuestras energías, a lo que hay que añadir que generaremos un estado emocional en sintonía con la preocupación improductiva. Si optamos por elegir este enfoque negativo, es muy probable que esta actitud nos conduzca a la queja y al victimismo. Como partimos de la creencia de que no somos responsables de ninguno de los acontecimientos que suceden, somos incapaces de llegar a la conclusión de que no sólo se trata de buscar quién es el responsable, sino tener la constatación de que esta situación nos está afectando y que, por tanto, podríamos tratar de gestionarla de una forma diferente. Rechazamos cualquier intento de actuar porque pensamos que ninguna acción por nuestra parte merece la pena; por tanto, realizar cualquier esfuerzo nos parece inútil. Ante esta percepción, la opción más clara es lamentarnos de todo lo que ocurre y, claro, caer en el desánimo y generar frustración, rabia, enfado y en ciertos momentos hasta un punto de desesperación.

La pregunta mágica es ¿Cómo convivir con la incertidumbre en nuestra vida o en nuestro trabajo?

El cambio se produce cuando descubrimos que la clave está aceptar que la incertidumbre siempre estará ahí, y que es necesario seguir adelante, que nuestra felicidad no dependa de elementos externos y aprovechar las circunstancias inesperadas para descubrir nuevas oportunidades que, tal vez, mejoren nuestras expectativas.

Desvincular la acción del resultado de la misma. Lo importante es hacer cada pequeña cosa lo mejor que podamos y olvidarnos de los resultados concretos de esa acción. La vida no deja de sorprendernos, y  es muy probable que las cosas ocurran de manera diferente a como lo habíamos planeado.

Aceptar las situaciones y orientar nuestras acciones hacia todo aquello que, desde nuestro ámbito de actuación, podemos gestionar. Aceptar, que no hay que confundir con resignarse, nos permite partir desde la serenidad y nos da fuerza interior al saber que vamos a poner todo el esfuerzo, energía, ilusión y hasta pasión en todo aquello que queremos y sabemos que podemos hacer y eso, a buen seguro, nos va a hacer sentir mejor.

Fluir en nuestro presente, siendo conscientes de sólo podemos actuar aquí y ahora, ya que sobre nuestro pasado no podemos hacer nada, y nuestro futuro es todavía incierto. Rumiar sobre lo que ya fue o anticiparnos a lo que será, no nos aporta nada positivo.

Trabajar a fondo la resiliencia, nuestra capacidad de adaptación a las circunstancias, y de afrontar la adversidad. A menudo ante la incertidumbre nos decimos que debemos ser fuertes,  pero no es la fortaleza la que más nos va a ayudar, sino nuestra resiliencia. Si lo comparamos con las propiedades de los materiales, un objeto fuerte y rígido, ante una presión va a partir mientras que un objeto elástico se va a adaptar. Esa es la diferencia importante.

1 2

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
El Principio de Pascal
Dime cómo respiras y te diré cómo te sientes
Si algo te cuesta, hazlo una y otra vez
Opinar y juzgar no es lo mismo
Te preocupas o te ocupas?
Cuidas tu capacidad de producir?
Controla tu actitud y tus juicios
Tips para mantener el orden
Comunicación no violenta, otra forma de afrontar conversaciones difíciles
Vivir en tiempos inciertos